INSTALACIONES

MARCANDO LAS DIFERENCIAS

La seducción por un modo de vida reposado, íntimo y hasta familiar, prima sobre las expectativas comunes que caracterizan a otros establecimientos. Aquí no hay recepcionista, ni libro de registro, ni computador para controlar las reservas y los gastos del visitante. No existe servicio de cafetería, ni artículos de higiene personal de cortesía. Tampoco se dispone de televisión, ni luz eléctrica (aunque se cuenta con un generador). “Esto no es un hotel”, por si alguien no tuviera claras las diferencias. Su atractivo tiene que ver con “el recogimiento, la sencillez y la conexión con el medio natural”.

Cuenta con una cabaña que tiene una pieza matrimonial, baño y cocina-comedor, amplias terrazas y con una vista privilegiada al lago;

  • • Un quincho rústico tradicional
  • • Una cabaña que funciona como dormitorio para cuatro personas
  • • Dos baños
  • • Agua de pozo
  • • Generador eléctrico
  • • Embarcadero